Educación

UAQ San Juan del Río desarrolló baño que no usa agua

La Facultad de Ingeniería desarrolló la ecotecnología de un baño que no usa agua para mejorar la calidad de vida de las familias que no tiene drenaje

Estudiantes y egresados de la Licenciatura en Arquitectura de Campus San Juan del Río diseñaron y construyeron un sanitario seco para entornos urbanos, es decir, que implementa el proceso de compostaje en lugar de agua para el proceso de descomposición de los residuos sólidos y, de esta manera, evitar el desperdicio del recurso hídrico.

Lo anterior como resultado del curso “Construcción de sanitario seco en entorno urbano”, impartido por los arquitectos Joel Valencia Camacho y María Concepción Trejo Pacheco y ofertado por la Coordinación de Educación Continua de la Facultad. Consistió en cuatro módulos: Introducción a la arquitectura regenerativa, Sanitarios secos, Domótica aplicada a arquitectura y Proyecto final.

El baño seco es una cabina que puede estar adjunta a una vivienda; para la elaboración de los paneles que componen el exterior se utilizó material reciclada que fue procesada para tal fin. En su interior contiene un depósito para los residuos fecales y no una fosa séptica en el suelo como las letrinas de uso común; este depósito comprende una composta generada a partir de un sistema de desecación.

El Arq. Joel Valencia explicó que la cabina cuenta con elementos tecnológicos derivados de la domótica que sirven para monitorear la temperatura y el nivel de humedad, a través de sensores que también indican el momento en el que el depósito de residuos se encuentra lleno, por lo que no es necesario abrirlo para poder cambiarlo por otro.

El contenido acumulado se guarda durante un periodo de 6 a 12 meses, tiempo propicio para su descomposición con ayuda de aserrín, cal o ceniza. Al finalizar esta fase, el contenedor se abre para eliminar los patógenos que pudiera tener, con el propósito de que pueda ser usado como abono para áreas verdes o huertos orgánicos.

Además, este baño no emana olores mientras está en funcionamiento si se utiliza de manera adecuada y el mantenimiento es mínimo. Para este fin, se desarrolló un manual que se ubica dentro de la cabina para que el usuario le dé el uso correcto.

El académico señaló que la finalidad de un sanitario seco es hacer conciencia del desperdicio de agua, pues un inodoro puede llegar a utilizar hasta seis litros de agua limpia para desechar entre mil 500 y dos mil gramos de materia fecal al drenaje, por lo que ese líquido queda contaminado.

“Implementar sistemas alternativos bioecológicos en el diseño arquitectónico de espacios plantea una nueva forma de integrar el medio natural a la vida diaria de los usuarios. El baño seco involucra el conocimiento de materiales y criterios estructurales para el diseño y se obtiene una retribución autosostenible”, señaló el Arq. Valencia Camacho.

Este sanitario seco será utilizado en la FI San Juan del Río a un costado de los edificios que se encuentran en ampliación, ya que debido a estos trabajos los baños de la Facultad están en mantenimiento o tienen fugas de agua.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar