Vitalidad

Playas llenas de visitantes, la mayoría sin precauciones

Las playas de Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta y Los Cabos mostraron una abundante afluencia

Con motivo del puente por la conmemoración del natalicio de Benito Juárez, el 21 de marzo, playas de Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta y Los Cabos mostraron una abundante afluencia de paseantes, la mayoría sin sana distancia ni cubrebocas.

La Secretaría de Turismo de Guerrero informó que este domingo la ocupación hotelera general en Acapulco fue de 46.9 por ciento; dividida por zonas, la Diamante promedió 48 por ciento, la Dorada 47.6 y la tradicional 40.3 por ciento.

A casi un año de haberse iniciado la emergencia sanitaria por el Covid-19, ayer las playas de Acapulco estuvieron abarrotadas de visitantes que parecieron olvidar que en un año la pandemia ha cobrado más de 194 mil vidas en el país.

Desde el año pasado, la ocupación hotelera se ha mantenido entre 25 y 30 por ciento, pero “este fin de semana hubo un cambio: las playas están llenas. Teníamos un año sin ver esta alegría en Acapulco”, celebró Faustino Bernal, vendedor de la playa Icacos, en la zona Dorada.

Los prestadores de servicios aseguraron que están alertas, pues no quieren un nuevo rebrote del coronavirus, como ocurrió tras el periodo vacacional de invierno; por ello no bajan la guardia y “usamos los cubrebocas”, subrayó Bernal.

En playa Revolcadero, en la zona Diamante, cientos de familias se congregaron para disfrutar del calor y el mar. Apenas había espacio bajo las ramadas. “Gracias a Dios pasamos a semáforo amarillo, porque pudimos trabajar. La gente pierde un poco el miedo y viene a Acapulco. Muchas familias dependemos de los ingresos de la playa”, comentó Juan Carlos Gallardo, trabajador del lugar.

Cien mil en Quintana Roo

En el primer fin de semana largo se registró el arribo de más de 100 mil visitantes a los polos turísticos de Quintana Roo y la mayor ocupación hotelera en Cancún desde el inicio de la pandemia, con casi 50 por ciento. Las playas estuvieron abarrotadas por turistas, la gran mayoría nacionales.

El sábado, día de mayor actividad en el aeropuerto internacional por primera vez desde hace un año, hubo 423 operaciones. En sólo 24 horas, llegaron más de 30 mil viajeros.

Según la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, al inicio del puente se alcanzó una ocupación hotelera de 49.3 por ciento en Cancún; en Puerto Morelos, de 40.8, y en Isla Mujeres, de 42.8.
En tanto, el secretario de Turismo de Jalisco, Germán Kotsiras, calculó una ocupación de 66 por ciento en destinos de playa, principalmente Puerto Vallarta y la Costa Alegre.

El funcionario mencionó que para Semana Santa las autoridades de salud ya definieron protocolos, como permitir el acceso a las playas de cinco de la madrugada a las cinco de la tarde y cerrar restaurantes y antros a las 11 de la noche.

Cientos de familias arribaron este fin de semana a destinos turísticos como Guayabitos, Ayala y Chacala, municipio de Compostela, en la franja de la Riviera Nayarit, donde la ocupación hotelera llegó al tope permitido de 50 por ciento, informó Benito Castillo, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones.

Algunas playas lucieron atestadas de paseantes, la mayoría en grupos, sin cubrebocas y sin guardar distancia. Castillo reconoció que “este puente es la antesala de Semana Santa”, con la que se espera reactivar la economía.
Con un tope de 50 por ciento de aforo, el viernes se llegó a un récord de ocupación hotelera de 37 por ciento en Los Cabos, Baja California Sur, y se esperaba llegar a 40 por ciento, informó la presidenta ejecutiva de la Asociación de Hoteles de esa localidad, Lilzi Orcí.

Mencionó que en los 85 inmuebles afiliados a la Asociación de Hoteles de Los Cabos se prevé la llegada de entre 18 mil y 20 mil turistas nacionales e internacionales.

Miles de visitantes provenientes principalmente de la capital del país y del estado de México abarrotaron ayer los balnearios de la región del Valle del Mezquital, en Hidalgo.

En Ixmiquilpan, rico en aguas termales subterráneas y donde hay cerca de 11 centros acuáticos, se formaron grandes filas y los visitantes esperaron entre dos y tres horas para ingresar. El aforo máximo permitido es de 30 por ciento y al ingresar se toma temperatura, se exige portar cubrebocas y limpiarse las manos con gel antibacterial.

En Morelos, la mayoría de los balnearios están abiertos y pueden operar a 25 por ciento de su capacidad porque la entidad está en semáforo epidemiológico naranja, informó la Secretaría de Turismo y Cultura. Puntualizó que la mayoría de los establecimientos cuenta con protocolos sanitarios para operar.

Héctor Briseño, Patricia Vázquez, Juan Carlos Partida, Javier Santos, Raymundo León, Ricardo Montoya y Rubicela Morelos

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar