Queretaro

Analizan distribución de oxímetros en pacientes con comorbilidades

Dicho aparata sirve como una herramienta que puede fortalecer la vigilancia de salud en las personas que registran algún cuadro leve y que corren el riesgo de pasar a una fase grave

Por: Fco. Guillermo Roldán

Gobierno del Estado de Querétaro trabaja en generar una estrategia a través de la cual se puedan entregar oxímetros a las personas que tengan sospecha de Covid-19 pero además que tengan alguna comorbilidad.

La información fue confirmada por la Directora de Servicios de Salud, Martina Pérez Rendón, quien explicó que dicho aparata sirve como una herramienta que puede fortalecer la vigilancia de salud en las personas que registran algún cuadro leve y que corren el riesgo de pasar a una fase grave.

“Se está trabajando en poder entregar a las personas que llaman al call center, y que se identifican con comorbilidades, facilitarles un equipo de oxímetro (…) ciertamente el uso de de estos aparatos es una herramienta que puede fortalecer la vigilancia de las personas que tienen un cuadro leve de Covid-19 y detectar el momento que pudieran pasar una fase grave”, explicó la funcionaria de salud.

Reconoció que los equipos no son tan costosos por lo que se valora en principio hacer la adquisición y posteriormente se trabajaría en la forma de distribuirlos a los pacientes con comorbilidades y que se mantienen en su aislamiento domiciliario.

Explicó que existen otros factores que deben verificar, además de los niveles de oxígeno, que también pueden evidenciar en el paciente la necesidad de que se hospitalice.

“Un adulto respira entre 12 y 20 ventilaciones por minutos y si esa frecuencia respiratoria se hace mayor es un dato de alarma. Pudiéramos no tener el oxímetro pero si aprendemos a tomar la frecuencia respiratoria -en reposo por supuesto- si alcanza las 25 respiraciones por minuto, ese es un dato de alarma y hay que acudir de manera inmediata a una unidad hospitalaria”.

Otro de los factores de riesgo puede ser que haya una regularización de la temperatura, si los labios o punta de los dedos se ponen amoratados también es un dato de alarma.

Martina Pérez Rendón explicó que los pacientes no llegan “tan tarde al hospital” sí hay algunos casos en los que han tardado hasta 10 días desde que inició el cuadro infeccioso; generalmente, el promedio que se tiene en el Hospital General de Querétaro es de 2 días desde que inició el cuadro.

“Todos los que llegan al hospital y se quedan, son pacientes graves porque traen además comorbilidades, requieren de un proceso de vigilancia, pero no todos llegan directo a intubarse”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar