Vitalidad

Mindfulness: técnicas para mejorar los resultados en las organizaciones

El Mindfulness es una práctica basada en técnicas de meditación vipassana (basada en la respiración) que busca neutralizar las angustias

Un mejor clima organizacional, menor ausentismo y menores niveles de rotación son algunos de los beneficios que empresas como Apple, Google, Nike, Facebook, Pixar, Twitter, Intel, Aetna, AstraZeneca, AOL, General Mills & Green Mountain Coffee, entre otras, han obtenido al implementar programas de Mindfulness, comenta Fannie López, coordinadora de los programas Emprendizaje y Alternancia de la Universidad Mondragón México (UMx).

El Mindfulness es una práctica basada en técnicas de meditación vipassana (basada en la respiración) que busca neutralizar las angustias que nos genera tanto el pasado como la falta de control sobre el futuro.

Actualmente, se implementa tanto en escuelas como en empresas para mejorar las relaciones, reducir el estrés, incrementar la concentración y mejorar la productividad. Es, sin duda, una buena opción para cumplir con la NOM-035 que busca prevenir el riesgo psicológico en los lugares de trabajo.

También llamada atención plena o conciencia plena, Mindfulness consiste en estar atento de manera intencional en el momento presente: a lo que hacemos, pensamos y sentimos, y al ambiente circundante, sin establecer juicio alguno.

Pensando por unos instantes en el entorno laboral: ¿Qué te molesta?, ¿Qué te desmotiva?, ¿Qué te enfada o irrita?, ¿Qué te frustra?, ¿Qué te genera ansiedad? o ¿Qué te deprime?

Si partimos de la consideración que la empresa, como organización, es un sistema social, donde la vinculación de unos y otros se entreteje en miles de situaciones y momentos de interacción, podemos decir que una compañía es una cadena cuyos eslabones son directivos y empleados cuya cohesión y fuerza será la salud y excelencia de dichas vinculaciones.

Tanto las personas como las empresas que han implementado el Mindfulness han sido como respuesta a una necesidad de cambio o mejora.

“Cuando hablamos de la necesidad de un cambio –comenta López Frisbie- , nos referimos a ya no querer más de un mismo resultado, que necesitamos hacer las cosas de una manera diferente para obtener resultados diferentes, para llegar a una transformación fruto de un aprendizaje”.

Agrega: “¿estamos preparados para el cambio? Ante el reto de la pandemia del Coronavirus, hoy nos vemos obligados a regresar a lo sencillo. En este momento volvemos a valorar lo importante de la bondad de convivir, de plantear reglas de convivencia y protocolos que permitan encontrar agilidad y eficiencia; así como el sentirnos unidos a todo un mundo que vive y atiende una misma situación”.

Hoy –explica la encargada de los programas de Emprendizaje y Alternancia de la UMx- es necesario entrenar la mente para permitir el “modo” aceptación y agradecimiento, a través de técnicas de bienestar mental y emocional para entender, que somos una realidad y que el bienestar de unos es el de los otros. Somos uno, no estamos separados.

Los programas de Emprendizaje y Alternancia de la UMx, permiten a los alumnos graduarse con dos años de experiencia profesional comprobada o con su propia empresa ya funcionando, según el programa que elijan.

En las empresas que llevan a cabo Mindfulness como bienestar mental y emocional pueden ver beneficios como:

• Liderazgo y comunicación consciente para equipos de alto desempeño
• Mejora estado de ánimo incrementando niveles de Motivación evitando Rotación
• Reducción de ausentismo por un mejor manejo de estrés
• Mejor calificados en Diagnósticos de Ambiente laboral favorable

El mal clima laboral es uno de los grandes problemas a los que una empresa se enfrenta. A mayor incertidumbre, mayor inestabilidad. Por eso es tan importante la acción de los buenos líderes en la empresa. Líderes emocionalmente estables, que no solo tengan visión de las tareas y los objetivos, sino que sean conscientes de la importancia del factor humano.

En las empresas donde se implementan las prácticas de bienestar emocional en el rango directivo de CEO, se observa: un aprovechamiento en su desempeño al logar:

• Estar más focalizado y concentrado en sus metas.
• Tener mayor claridad mental para tomar mejores decisiones.
• Potenciar su inteligencia emocional, gestionando mejor el estrés.
• Mejorar su capacidad para gestionar los cambios con efectividad.
• Potenciar habilidades como la empatía, la comunicación y la generación
de confianza.
• Mejorar el liderazgo personal y la seguridad en uno mismo.
• Incrementar su capacidad creativa e innovadora.
• Ayudarle no sólo a ser mejor directivo, sino a ser mejor persona, al facilitarse
el contacto con sus valores.

Con estos resultados, se empieza a considerar que las estrategias de las empresas y organizaciones deben incluir técnicas y actividades de bienestar emocional y mental como parte clave para el crecimiento de la organización.

¿En tu empresa se están implementando técnicas que contribuyan a un bienestar emocional y mental? ¿Tu cultura organizacional se basa solo en datos?

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar