Vitalidad

“Los principios de liderazgo no cambian, pero las técnicas de liderazgo sí”

Es probable que al cambiar nuestra forma de trabajar por estrategia o por necesidad, a raíz de una contingencia

¿Qué es el liderazgo a distancia?
Es el proceso de ofrecer la dirección e inspiración necesarias a los integrantes de un grupo de trabajo, que se encuentran en distintos entornos físicos, para crear e implementar las acciones que les permitan lograr y respaldar los objetivos organizacionales.

Es probable que al cambiar nuestra forma de trabajar por estrategia o por necesidad, a raíz de una contingencia (accidentes, epidemias, catástrofes naturales, etc.), haya que modificar nuestros estilos de gestión y de liderazgo, ya sea de manera temporal o permanente y que tengamos que dirigir a nuestros colaboradores de manera remota.

También es muy posible que, por la naturaleza del trabajo, a partir de ahora contratemos a un colaborador para que preste servicios de forma autónoma.

El Smart Working, como también se le conoce a esta forma de trabajar, está basado en la confianza y en la claridad que el colaborador tenga respecto a sus objetivos, midiendo más el performance que las horas trabajadas, por lo que se requiere de una gran disciplina, un alto control de las distracciones, una gran coordinación entre el líder y el colaborador y un esfuerzo por parte de ambos para que sea posible desarrollar el trabajo remoto.

Es importante considerar que independientemente de la distancia, es esencial que los colaboradores sientan la presencia de un líder, que se preocupa no sólo del cumplimiento de las tareas, sino también de la motivación y por el estado de ánimo de las personas a su cargo.

Aunque el crecimiento en el número de colaboradores y de equipos virtuales se ha incrementado debido a la reciente crisis viral, la tendencia en esta dirección ya estaba en marcha. Es válido decir que los equipos virtuales, serán la norma para muchas organizaciones y los líderes de todo tipo de empresas, tendrán el desafío de la conducción de un equipo a distancia ya que liderar a distancia significa liderar de forma diferente y más eficiente.

La transformación digital también es cultural y organizacional. Para avanzar y adaptarse a las nuevas tendencias, las empresas, los líderes y en general todos los colaboradores, debemos evolucionar en todos los ámbitos, utilizando métodos de trabajo adecuados a las nuevas circunstancias.

Los líderes a distancia deben superar las barreras de desempeño que se producen cuando los equipos mezclan tiempo, distancia y cultura.

Las organizaciones se posicionan para aprovechar los esfuerzos y talentos del personal y así crear una fuerte ventaja en un mercado global donde las reglas están cambiando constantemente.

Para liderar de manera distante, es importante tomar en cuenta algunos aspectos que integran los viejos y los nuevos principios del liderazgo:

1. Las expectativas respecto al desempeño del colaborador y de éste hacia la organización y su líder deben ser claras.
2. El personal debe entender la importancia y la razón de ser de su función dentro del equipo y la contribución individual que hace a la empresa.
3. Los roles deben ser claramente definidos ya que de lo contrario se generaran conflictos y “áreas grises”.
4. El colaborador debe poseer un claro conocimiento de cómo ejecutar las tareas, así como de las prioridades, políticas, procedimientos y KPI’s que demanda su función.
5. Es indispensable establecer objetivos de desempeño con sus respectivos criterios de evaluación.
6. Dotar al colaborador de los recursos, herramientas y equipos virtuales, así como de los conocimientos para el uso de esas tecnologías, para estar en posibilidad de operar a distancia.
7. Verificar que el empleado cuente con un ambiente de trabajo que le permita la realización de sus actividades.
8. Crear una mentalidad de colaboración entre los integrantes del equipo ya que, dentro de los grupos de trabajo, la competencia debe ser reemplazada por la cooperación.
9. Planificar la retroalimentación cotidiana para el equipo en un ambiente de
grupo, así como para las personas de manera individual.
10. Dar la posibilidad al personal de interactuar formal e informalmente.
11. Ayudar a los colaboradores a mantener hábitos de trabajo saludables.
12. Mantener a todos los miembros del equipo en estrecha comunicación.
13. Gestionar los tiempos, ya que la posibilidad de estar conectados permanentemente con los colaboradores, no significa que tengan que estarlo indefinidamente.
14. Recurrir a diferentes formas de reconocimiento ya que es el factor más confiable para motivar a los empleados al sentirse valorado por los sacrificios y logros.
15. Dar un espacio a las celebraciones participativas, ya que estas son especialmente valoradas por los miembros del equipo que están aislados.
16. Fortalecer la cultura organizacional, poniendo un especial interés en las normas formales, bajo las cuales se delimitará el trabajo a distancia, e insistir en ellas, antes de que las normas informales ocupen su lugar.

Conclusión

Lo más importante es tener en cuenta a todos y cada uno de los miembros del equipo, y saber cubrir sus necesidades a la hora de realizar su trabajo, de manera que aún no estando en sitio, se encuentren a gusto e integrados en el equipo, por que si antes se dejaban pasar por alto algunos principios de gestión y de liderazgo, bajo estas nuevas circunstancias eso no puede ocurrir, ya que los errores serán más evidentes.

Por otro lado, el trabajo a distancia, está consiguiendo que el rendimiento de las personas se esté incrementando, ya que tienen que hacer más visible su trabajo evidenciando lo que realizan, estando más enfocados y haciendo más eficientes a las empresas, por lo que el liderazgo a distancia no es una moda sino una manera permanente de trabajar.

Hoy en día se hace necesario que todos los niveles de mando de la organización, cuenten con las bases para ofrecer la dirección e inspiración necesarias a los colaboradores a su cargo, que se encuentran en distintos entornos físicos, para crear e implementar las acciones que les permitan lograr y respaldar los objetivos organizacionales.

Es por esto que el Grupo A.P.D.E. es una excelente opción para que los líderes se puedan capacitar mediante sesiones tutoriales a distancia que les permitan conocer y aplicar las bases para gestionar el trabajo remoto entregándoles
además, herramientas que les permitan conseguir lo que la empresa se propone.

Contáctanos:

jm.apde.com.mx
juanpablo@apde.com.mx

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar