Medio Ambiente

Localizan descarga de agua ilegal sobre el río

JAPAM investiga el origen para hacer la clausura y aplicar sanciones; en lo que va de la adminsitración han identificado 20 descargas irregulares sobre el río

Luego de que la Comisión Estatal de Infraestructura (CEI) y la Secretaría de Desarrollo Sustentable en San Juan del Río (SEDESUM) iniciaron trabajos para rescatar el cauce del río la Junta de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (JAPAM) envió a un grupo de inspectores para identificar descargas irregulares al río San Juan.

De acuerdo con el titular del organismo operador, Germaín Garfias Alcántara, en los casi 5 kilómetros que se han intervenido, hasta el momento se ha localizado un punto en el que empresa o fraccionamiento están vertiendo aguas no tratadas.

La dependencia realiza las investigaciones para conocer el origen, fundamentar el procedimiento administrativo, aplicar la sanción y hacer la clausura de la descarga.

Enviamos inspectores que están coordinándose con los trabajos que realiza la CEI y SEDESUM, también tomamos información por si encontramos alguna descarga no regular para aplicar la sanción correspondiente (…) aunque hemos hecho recorridos en meses anteriores, también es cierto que hay puntos en donde no había forma de acceder, pero con el paso de las máquinas es más fácil hacer la identificación”.

Garfias Alcántara explicó que, desde el inicio de la administración, han clausurado un total de 20 descargas irregulares, esto incluyo sanciones para empresas, fraccionamientos, centros comerciales y negocios colindantes al río San Juan. Las multas variaron dependiendo del tipo de aguas que se vertían al cauce.

“Ahorita ya se encontró una descarga nueva, todavía no tenemos los datos completos de cuál es su origen, estamos en el proceso de investigación; posteriormente haremos la clausura y aplicaremos la sanción”.

Al respecto del tema el regidor Juan Pablo Higuera Gómez, quien desde el principio de la administración ha impulsado trabajos para el cuidado del medio ambiente, explicó que el crecimiento poblacional alrededor del río ha generado consecuencias en el deterioro del cauce.

Explicó que, en pasadas administraciones, se otorgaron permisos por parte del ayuntamiento para construir fraccionamientos que, en algunos puntos, invadieron la zona federal de CONAGUA.

La situación en el río es compleja porque son más de 25 kilómetros los que deben intervenirse; sin embargo, en el recorrido que se ha tenido hemos encontrado que hay zonas en donde los fraccionamientos invadieron parte de la zona federal reservada por parte de la Comisión Nacional del Agua. Será un tema que habrá de investigar la SEDESUM junto con las autoridades federales”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar